El árbol y el gato.

269

Cómo ya saben escribo un blog (de diseño y decoración) y bueno esta parte de la historia empieza mientras me encontraba escribiendo una nueva nota al pie de mi ventana, mi lugar favorito. Porque da a un hermoso árbol del que vivo enamorada. Un tulipán africano que he visto crecer desde que nos mudamos y que se suele llenar de tantas aves que parece que canta.

Mira quién sube

Se acuerdan del gato que les había contado que había visto pues que creen de pronto lo subir por el árbol y llegar al techo de mi casa.

Estoy más que segura que a cualquiera le hubiera llamado la atención como a mí, así que subí a ver, pero no encontré nada… Baje y continúe escribiendo al lado de mi gordo quien me hacía muecas como siempre.

Muecas
Mota
Hermoso

Los días pasaron y recuerdo haberlo visto un par de veces más subir y bajar. Incluso a veces durante la madrugada. A tal punto de recordar el ruido que hacía y decir ahí va el gato otra vez.

Los días pasaban…

Mi curiosidad crecía, pero no había nada que pudiera hacer…pues cada vez que subía no había nada.

Una noche escuche que el gato subía y bajaba del árbol varias veces, sin sospechar lo que descubriría a la mañana siguiente…

Y estoy segura que ya se deben de preguntar cómo era el gato pues aquí les dejo la primera foto que le tome.

Si no leíste nuestra el inicio de esta historia te dejo el link aquí.

El inicio de todo…

 

Los comentarios están cerrados.