Monasterio de Santa Catalina.

0 615

Desde que lo divise a lo lejos, moría por conocer los secretos que se escondían tras sus enormes paredes de Sillar.

Mi sorpresa fue mayor al descubrir en su interior las modificaciones, agregados y nuevas construcciones, que debido a los continuos terremotos que han ocurrido en Arequipa desde 1582, han echo de este un verdadero muestrario de la arquitectura colonial Arequipeña.

Tuve la suerte de poder ingresar a verlo de noche también.

Les aseguro que sin dudarlo dos veces volvería a realizar este recorrido nuevamente, ya que quede sorprendida con las sensaciones que podía sentir al pasar de un ambiente a otro, iluminados sólo por velas y lámparas antiguas.

Aquí se puede notar claramente la gran importancia de la iluminación y el papel que está juega, ya que con esta se ha logrando dar detalles de calidez y sombras dando a los espacios diferentes sensaciones.

Más allá de la construcción, durante ambos recorridos, me llamó mucho la atención el estado de los muebles y accesorios que aún ahí se mantienen.
Como diseñadora de interiores, el poder apreciar estos detalles plasmado en cada pieza que las hacen únicas y especiales, me hace valorar las horas de trabajo de los artesanos y el gusto con el que se trabajo cada detalle que vemos plasmados en puertas, ventanas, sillas, mesas ,etc.

Cada claustro llevaba el nombre de la monja que lo habitó y en su interior cada uno tenía cierto encanto que de una u otra manera deja notar la personalidad y a qué se dedicó cada una de ellas muy a parte de su vocación religiosa.

El monasterio se encuentra lleno de hermosos detalles que es difícil dejar pasar como diseñadora…

Aquí les dejo el link de la web del convento, en esta hay mas información y fotos:http://www.santacatalina.org.pe/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.